Ser la madrina en una boda requiere de una gran responsabilidad, sin dejar de mencionar que esta mujer ocupa un papel privilegiado en dicha ceremonia. Esto es así porque, después de los novios, la madrina es la persona que más cantidad de miradas acapara en la boda. Por consiguiente, la mujer que va a desempeñar esta función debe verse espléndida ese día. Desde la vestimenta hasta los accesorios, el look de la madrina de bodas es fundamental.

Es por esto que, si te dan la maravillosa noticia de que vas a ser madrina de boda, desde el primer momento tienes que poner manos a la obra para dar con el estilo apropiado que vas a lucir en el evento en cuestión.

En este caso trataremos sobre el peinado de las madrinas de boda, un aspecto fundamental para coronar un estilo perfecto. En primer lugar tienes que tener en cuenta ciertos asuntos; como el tipo de ceremonia, el horario de la misma, tu tipo de cabello y la vestimenta que usarás. Una vez definidos estos aspectos, la elección del peinado sólo depende de tus gustos personales.

Algunas opciones muy válidas son los peinados altos, semi-recogidos con ondas (con o sin flequillo), recogidos simples con accesorios, cabellera suelta lacia o con rulos y complementos, recogidos con la cara despejada, coletas altas con moños discretos o melenas con mucho volumen.