Las fiestas de despedidas de solteras son muy divertidas, por lo que resulta sumamente sencillo lograr una ambientación adecuada a los lugares donde se realicen.

La decoración debe ser acorde al estilo que tenga la fiesta, las que en su mayoría son sumamente informales, como también a las estructura del salón que se ha escogido para la misma. La lección del menú  y la ornamentación del salón son unas de las cosas más importantes a la hora de organizar la fiesta de despedida de soltera.

Generalmente este tipo de reuniones se hacen en clubes, salones o restaurantes, por lo que los accesorios que se necesitan no suelen ser muy costosos o sofisticados. La creatividad es uno de los recursos que las novias deben tener para ambientar estos lugares de la manera más acorde.

Lo más utilizado para este tipo de eventos son los corazones de papel brillante, globos o figuras alusivas. Hay muchas tiendas modernas que disponen material especialmente diseñado para las espedidas de solteras, donde se pueden conseguir globos con formas eróticas, que le suelen dar un aspecto divertido.

El cotillón es también uno de los elementos que no deben faltar en las despedidas de solteras, como los silbatos, matracas, maracas con formas originales o accesorios para que las comensales se coloquen en la cabeza. Las opciones son variadas y requieren de mucho ingenio para lograr un ambiente divertido.