gold.jpg

Si estás pensando en darle un toque original a tu boda de verano o quieres tener como tema de tu boda el mar, entonces puedes tener en cuenta colocar peceras con pescaditos como centro de mesa.

Las peceras, al igual que los pescados son relativamente baratos. Los pescado obviamente tienen vida propia, lo que permite darle movimiento al centro de mesa, y además se los puedes regalar a tus invitados, los cuales se irán muy contentos a su casa con su nueva mascota.

Este tipo de 'centro de mesa viviente' proporciona entretenimiento a los invitados, sobre todo a los más pequeños a quienes les divierten los animales.

Para que tus invitados no peleen por quien se quedará con el centro de mesa puedes colocarle una etiqueta a la pecera con el nombre de la persona a la cual se la quieres regalar.

Ahora bien, los pescaditos tienen una desventaja, si bien tienen vida propia también pueden morir por si solos, es decir, las condiciones de la boda pueden afectar su salud y convengamos que no es muy apetecible ver pescaditos flotando en la mesa. Una alternativa puede ser tener algunos más para reponer a aquellos que pasen a mejor vida.