elegant-black-white-script-thank-you.jpgEs lindo tener un gesto de agradecimiento para con tus invitados más allá del recuerdo que se suele dar al finalizar la fiesta.

Las tarjetas de agradecimiento son una buena manera de decir a tus invitados que tanto tú como tu pareja estuvieron encantados con su obsequio y su presencia.

Obviamente eso no quita que los atiendas durante la recepción, de hecho es muy común y educado que los novios visiten cada una de las mesas durante el transcurso de la ceremonia para saludar a los asistentes y ver como se encuentran.

agradecimiento.pngMuchas veces los novios optan por colocar las tarjetas de agradecimiento en las mesas de la recepción. Si bien esto es válido lo mejor es enviarlas a domicilio.

Si con tu pareja deciden hacer tarjetas de agradecimiento lo mejor es que las mandes a hacer junto con las invitaciones para que sean de la misma calidad de papel, tipografía y estilo. Otra opción es mandarlas a hacer luego de la boda con alguna de las fotos que se sacaron el día de la boda, no solo será una tarjeta de agradecimiento, además será un hermoso recuerdo para tus invitados del día de tu boda.

black-white-wedding-thank-you-card_0.jpgEl contenido de la tarjeta depende de cada pareja, pero, se suele colocar los nombres completos de los novios, su nueva dirección y su nuevo teléfono, además de un pequeño texto donde agradecen las atenciones tenidas con motivo de la boda.

En la parte superior se suelen imprimir los nombres de los novios y/o el mismo logotipo que utilizaron en las invitaciones.

Para comenzar la nota pueden utilizar las palabras “Querido (a) o Estimado (a), o escribir sólo el nombre de la o las personas que les enviaron el regalo. Luego se suele agradecer diciendo por ejemplo “Muchísimas gracias por el hermoso juego copas...".

Luego se estila agradecer la presencia de la persona en su recepción: “Nos dio mucho gusto que asistieran a nuestra boda”.

Firmen las tarjetas de manera sencilla: "Sinceramente", "Con cariño", "Con amor".

El envío debe hacerse inmediatamente después de que haya pasado la boda o hasta dos meses después.